Consulte un asesorPide la visita de un asesor
storage

Cómo funciona el storage y qué conviene evaluar para elegir un buen servicio

Un término que cada vez se emplea con mayor frecuencia para referirse a espacios diseñados especialmente para el almacenamiento, es el de storage. Este surge como una solución a las necesidades de espacios para almacenamiento y ofrece múltiples beneficios a quién hace uso de él, ya sea para almacenar elementos del hogar o bien, para empresas que requieren de un lugar donde colocar objetos de oficina o archivos, en todo caso para resolver los inconvenientes de no contar con suficiente espacio para el almacenaje de diferentes tipos de elementos que tienen que protegerse tanto de las condiciones ambientales que pudieran dañarlos como de personas o usuarios no autorizados.

Para todos aquellos que aún no se encuentran relacionados con este término, en esta ocasión explicaremos este concepto cada más más popular en el país y presentaremos una serie de recomendaciones para elegir el espacio de almacenamiento que resulte más efectivo, según las necesidades que se busquen cubrir.

El término anglosajón storage se emplea para referirse a los espacios destinados exclusivamente para el almacenamiento de objetos o artículos que no se pueden guardar en otros lugares, en particular porque no se dispone de espacio suficiente para ello. En este punto se podría pensar que se trata de cualquier tipo de bodega, nave o habitación que se destine a cumplir tareas de almacenaje. Sin embargo hay un detalle que caracteriza esta modalidad de almacenamiento, y es que funciona como un auto-almacenaje, es decir, que permite la gestión de su contenido, su manejo y el acceso a él a los usuarios autorizados o que cuenten con la llave del lugar. Con esta modalidad se garantiza la seguridad de los elementos almacenados y a través de las especificaciones particulares que hace cada empresa que ofrece la renta de este tipo de espacios, los usuarios pueden disfrutar de distintos niveles de servicio según sus necesidades específicas.

Las bodegas que funcionan con esta modalidad también son conocidas como soluciones de mini almacenamiento, y como acabamos de mencionar, es común que las compañías que se dedican a ofrecer esta clase de espacios en renta, cuenten con servicios complementarios de almacenaje para el manejo especializado de, por ejemplo, equipo electrónico, archivos y muebles de grandes dimensiones. En todo caso, las compañías como MásMetros, que ponen al alcance del público esta clase de soluciones de almacenaje cuentan con distintos modelos de bodegas en un modelo de renta completamente autónomo para satisfacer necesidades de distintos sectores. Por ejemplo, en las necesidades del hogar, es posible alquilar espacios de distintas dimensiones para satisfacer los requerimientos de almacenaje de viviendas donde no se cuente con espacio suficiente para guardar ciertos objetos, lo mismo ocurre con las empresas de cualquier tamaño que en sus instalaciones no disponen de suficiente espacio, por lo regular por un exceso de inventarios. Cabe mencionar que tanto para uso de elementos del hogar como de empresas es común que se alquile una mini bodega también cuando se requiere de espacio adicional de forma temporal, por ejemplo, cuando se está realizando una mudanza o una remodelación de las instalaciones y se necesita un sitio donde colocar muebles y otros elementos mientras se llevan a cabo estas tareas.

Otros nombres bajo los que se pueden encontrar estos espacios de los que estamos hablando, además de mini bodegas son habitaciones, unidades o lockers de almacenamiento, y se encuentran dentro de una nave compuesta por varios espacios destinados para el mismo uso, cada uno de ellos con una cerradura propia para el acceso personal de quien contrata el servicio. Las compañías prestadoras del servicio, según sus propias políticas y necesidades de usuarios pueden además contar con otros elementos que garanticen una mayor seguridad, como control de acceso, iluminación especial en el interior de la unidad, y sistemas de videovigilancia, tanto en la puerta principal de acceso al complejo de mini bodegas como en la bodega individual, esto para monitorear su actividad durante todo el día.

Ahora bien, para escoger el servicio de renta de espacios de almacenamiento y que este se convierta realmente en una herramienta efectiva para solucionar las necesidades de espacio, es necesario valorar algunos aspectos antes de decidirse por contratar un servicio. El primero que recomendamos tener en cuenta son las instalaciones, para lo que conviene visitar el lugar donde se encuentra la bodega previamente y asegurarse de que se encuentra en buenas condiciones. Las bodegas deben estar libres de humedad, limpias y reunir los requerimientos básicos de seguridad para el almacenaje, permitir una buena accesibilidad a los bienes almacenados y una adecuada carga y descarga de su contenido, por lo que contar con vías de acceso y en su caso rampas, puede ser fundamental. Otro elemento a considerar es el tipo de mobiliario con el que estén equipadas las bodegas. Este es un requerimiento que no se tiene en todos los casos, pero puede ser necesario que dispongan plataformas, estantes y otras estructuras para ordenar los objetos almacenados, y de esta manera optimizar el uso del espacio, así como contribuir a evitar su deterioro.

De igual manera, conviene investigar si la empresa que ofrece el servicio cuenta con servicios de mudanzas con maquinaria o vehículos adecuados para movilizar el contenido de las bodegas, y si estos cuentan con servicio de empaque y embalaje para garantizar que los productos no sufran daños durante el traslado. El manejo de inventarios, así como otros servicios de organización de los elementos en una bodega, son considerados como complementarios, y en muchas compañías suelen tener un costo adicional, pero son realmente útiles para un buen control y efectividad de la bodega. Este tipo de servicios complementarios ayudan a evitar pérdidas y a mantener actualizado el estado de su contenido y las condiciones en las que éste se encuentra.

Finalmente, evaluar la seguridad y vigilancia que ofrece el proveedor de servicio es muy importante, ya que esto determina la estabilidad de los objetos almacenados y en todo caso lo ideal es que la compañía brinde un servicio de celaduría, de vigilancia y de cámaras de seguridad en operación durante el todo el día para mayor tranquilidad de los usuarios.

Los anteriores son sólo algunos de los puntos a considerar al momento de elegir un servicio de storage, les recordamos que otras características dependen del tipo específico de uso que se les vaya a dar a las bodegas. Si se encuentran buscando un servicio de alta confiabilidad y calidad en MásMetros ofrecemos una excelente solución a necesidades de almacenamiento. Para solicitar información detallada acerca de nuestros servicios los invitamos a ponerse en contacto con nosotros, con gusto los atenderemos.

Siguenos en Facebook